Fuente: Diario Norte
Origen: Resistencia
Fecha: 12-10-2018
Hora: 3:21 hs.
- ‘Salares y salinasEn la naturaleza la sal, comúnmente, se forma por evaporación en dos tipos de ambientes. El primero y más importante es el ambiente oceánico. Específicamente durante las épocas pérmica y terciaria empezó una prolongada preci
                 
  Personas Mencionadas:  
                 
  Entidades Mencionadas:  
                 
  Imprimir enviar  
normal
Ver articulo origen  
Foto articulo

BLANCOS Y FANTÁSTICOS DOMINIOS

Salares y salinas

Por Juan Antonio Alberto
Email: ja_alberto@yahoo.com

El segundo tipo de ambientes son los salares que aparecen en algunas regiones desérticas del mundo, por ejemplo en el desierto de Atacama (entre Argentina, Chile y Bolivia). Esto ocurre porque en cuencas cerradas, sin afluente que la desagüe, se acumula el agua caída y la única salida es la evaporación. Como las sales no se vaporizan deben acumularse como precipitado y forman así el salar. 

Es así como la precipitación química directa de los iones encerrados en las aguas que colman las cuencas sedimentarias da origen a diversos tipos de yacimientos, entre los cuales los más típicos son los de evaporitas. Las rocas evaporíticas son las principales rocas químicas, es decir, formadas por precipitación química directa de los componentes minerales. Suelen producirse a partir del agua de mar, aunque también existen evaporitas continentales, formadas en lagos salados, o en regiones desérticas que se inundan esporádicamente. 

"Las salinas litorales han sido aprovechadas históricamente por las distintas civilizaciones que se han asentado en la cuenca mediterránea. Desde los fenicios hasta la actualidad, marismas y saladares han sido utilizados metódicamente para la obtención de un frágil cristal de gran importancia económica: el cloruro sódico. La sal común ha constituido el principal instrumento para la conservación de carnes y pescados. De hecho la industria dedicada al salazón, junto con la pesca, ha contribuido positivamente al asentamiento de multitud de núcleos costeros y a su relación comercial con otras poblaciones interiores". 

LOS SALARES, BLANCOS TERRITORIOS

Los salares son cuencas cerradas, lagos y lagunas superficiales en cuyos sedimentos dominan las sales (cloruros, sulfatos, nitratos, boratos, etc). Son propios de regiones áridas con altas tasas de evaporación como el norte de Chile y el suroeste de Bolivia, también se encuentran en Argentina y en muchos otros lugares.

En estas depresiones endorreicas las sales precipitan por la fuerte vaporización, esto se debe a que a largo plazo la evaporación es mayor que la alimentación (aporte de agua) brindada por las precipitaciones o la entrada de ríos a la cuenca. De los salares se extraen principalmente salitre o nitrato natural, yodo, litio y cloruro de sodio o sal común.

En algunas regiones costeras también se han formado por ingreso del mar en otras épocas, que al retirarse dejó lagunas salinas y luego a través del tiempo por el proceso de evaporación, ya enunciado, sumado a la falta de aportes de agua dulces dio origen a salares.

LOS GRANDES SALARES DEL MUNDO

Salar de Uyuni en Bolivia, tiene una extensión de 10.582 km²

Salinas Grandes en Argentina (provincia de Jujuy) tienen una extensión aproximada de 8.900 km²

Salar de Etosha, Namibia, África, ocupa unos 6.300km²

Gran Lago Salado en EE.UU. con una superficie de 4.400 km²

Salar de Atacama en Chile, con 3.000 km²

Salar de Coipasa en Bolivia, que ocupa 2.218 km²

Salar de Arizaro en Argentina con un poco más de 2.000 km²

Salar de Empexa en Bolivia, abarca aproximadamente unos 800 km².

LAS SALINAS, YACIMIENTOS DE SAL

Una salina es un sitio preparado por los grupos humanos donde se deja evaporar agua salada, de tal forma que quede únicamente la sal, para luego secarla y acumularla para su comercialización. Se diferencian dos tipos de salinas, las costeras, ubicadas en los litorales marinos para aprovechar el agua de mar, y las de interior, en las que se emplean manantiales de agua salada originados por napas freáticas que atraviesan depósitos subterráneos de sal. En algunos casos, debido al reducido caudal de los manantiales se usan sistemas de bombeo para extraer el agua del interior de la tierra a partir de pozos o perforaciones, ampliando así la producción de sal.

Una vez obtenida, el agua salada, se conduce a terrenos planos llamados granjas y allí se la reparte en parcelas o estanques rectangulares, técnicamente conocidos como eras.

En las salinas costeras con frecuencia se utiliza los terrenos llanos a nivel del mar, generalmente marismas, de forma que las eras se fabrican mediante pequeños muros de tierra que las separan unas de otras y de los canales por los que llega el agua de mar; así de esta forma, muy simple y barata, se deja que las eras se inunden al abrir sus compuertas durante una marea alta.

En las salinas de interior no siempre se hallan terrenos llanos aprovechable para construir las eras, por lo que éstas pueden organizarse en varios niveles o terrazas, o inclusive, pueden estar construidas sobre plataformas horizontales artificiales. El agua del manantial es llevada hasta las eras, mediante acueductos sobre el terreno o construidos con madera, cemento o piedra, aprovechando su propia gravedad.

La evaporación natural del agua salada, en las eras, deja preparada la sal para su almacenamiento en unos depósitos protegidos de la lluvia (terrazos), donde debe terminar de secarse antes de su envasado y comercialización.

Fuentes: Griem, Wolfgang (2002 - 2006) Apuntes Depósitos Minerales. Universidad de Atacama.

En: http://www.geovirtual.cl/geologiageneral/ ggcap05f.htm Las Salinas.

Esta nota fué publicada en el suplemento Escolar del día 11 de Octubre, 2018.

Salares y salinas

Ver todas las notas de esta edición »

www.examedia.com.ar


Paraná | Entre Rios | Argentina.
Copyright Internacional 2004-2018. Todos los derechos Reservados.